Philippe Halsman

Philippe Halsman

Con 101 portadas en la revista LIFE y otras tantas portadas y fotoenseayos para las revistas Look, Paris Match y Stern, uno no puede negar que Philippe Halsman tenía un talento especial para crear imágenes únicas. Todas sus imágenes calaron tan profundo en el imaginario visual de la época, que Halsman se ha convertido en una leyenda cuando hablamos de fotografía de retrato.

Marilyn, Einstein, Dalí o el poeta Cocteau fueron unos cuantos de los habituales en sus trabajos. Como creador de la 'saltología', hizo dar brincos a decenas de celebridades para mostrar "su verdadera cara". La historia de un fotógrafo que consiguió inmortalizar a algunas de las personalidades más importantes del siglo XX.

Halsman comenzó su carrera profesional formándose como ingeniero en Dresde, cuando a sus 22 años fue acusado de parricidio cuando en una excusión junto a su padre, se despeñó y murió. Con la sombra antisemita cerniéndose en Europa, Philippe ingresó en prisión por cuatro años, condenado a trabajos forzados y al ayuno completo durante el día en el que su padre murió. Pudo salir tras cumplir dos años de condena gracias a la presión que ejercieron personalidades como Einstein (que apeló a Wilhelm Mikla, presidente de Austria sin recibir respuesta), Sigmund Freud, o los esritores Thomas Mann y Jakob Wassermann, así como a la defensa del periodista y abogado defensor de Halsman, Ernst Ruzicka.

La denfesa del muchacho tuvo una amplia repercusión mediática y aún tras la liberación de Halsman tuvo lugar una campaña en contra de su persona claramente enfocada a su condición judía. Tras este episodio, se le obligó a abandonar Austria y cambió su nombre letón original, Filips Halsmans por Philippe Halsman. Llegado a París, comenzó su carrera como fotógrafo en 1932 con un estudio fotográfico, llegando a trabajar como fotógrafo de moda al captar la atención de Vogue y otros magacines de la época.

La amenaza nazi caminaba sobre la París de 1940, pero gracias a Eleanor Roosevelt y Albert Einstein, pudo viajar a Estados Unidos en 1941 con poco más que su cámara, obteniendo la ciudadanía seis años después. Será en esta etapa cuando Halsman podrá dar rienda suelta a las fotografías icónicas que lo hicieron famoso, especialmente cuando tras unos cuantos trabajos, encontró interesantes propuestas por parte de varias revistas entre las que se encuentran la que más fama le proporcionó, Life y para la que realizó un centenar de portadas.

Connie Ford fue la modelo que le dió su primer empujón. Una joven modelo que a cambio de una sesión fotográfica tan sólo pedía a cambio fotografías para su portafolio. De tal sesión salió una fotografía de la modelo frente a la bandera americana que pondría a Halsman en el punto de mira de la fotografía de moda. Cuando Halsman acudió a la firma cosmética Elisabeth Arden, la fantástica fotografía acabó como soporte para la promoción a nivel nacional de un nuevo pintalabios, el 'Victory Red'.

Comenzó a trabajar para la prestigiosa revista Life en 1942, consiguiendo una difusión extraordinaria de su trabajo gracias a la publicación, llegando a las 101 portadas en 1970. Se ganó un hueco de honor en el imaginario colectivo gracias a un trabajo lleno de humor, creatividad y una técnica impecable que ponía de manifiesto su virtuosismo tanto para retratar personas como para lograr imágenes únicas.

Cuando Life nombró a Einstein persona del siglo XX, Life ilustró dicha portada con la fotografía firmada por Halsman. en En su libro titulado 'Halsman Sight and Insight', el autor relata que mientras le realizaba la famosa fotografía le preguntó al científico si algún día se lograría la paz. "No, mientras exista el hombre siempre habrá guerras", contestó Einstein.

Posteriormente será el cine (y posteriormente el cine y la fotografía en color) el que tomará el relevo como principal soporte para la publicidad, lo que hará que muchos fotógrafos queden atrás como proveedores de imágenes. No fue el caso de Halsman, que siguió renovándose al aprender y epxerimentar con estas nuevas técnicas. Uno de los ejemplos de esta etapa es la siguiente fotografía de Andy Warhol en el que vemos una dualizada iluminación en rojo-azul que refleja el carácter vanguardista del artista.

Si desea recibir notificaciones cuando obras de su artista favorito estén a la venta en nuestra página web suscríbase a nuestras alertas.
Facebook Twitter Youtube Pinterest Instagram