Thomas Struth

Desde temprana edad se interesó por el dibujo y la pintura. A los 19 años se matriculó en  laKunstakademie Düsseldorf, para mejorar sus conocimientos pictóricos. Allí conoció la fotografía y se pasó a ella en 1976, recibiendo clases de Bernd y Hilla Becher, los grandes maestros alemanes de la fotografía. Siguiendo las directrices de estos, comenzó a fotografiar sistemáticamente, en blanco y negro, las calles de la ciudad.

En 1978 viajó por primera vez a Nueva York, gracias a una beca, y trabajó sobre la ciudad. A su regreso a Alemania continuó fotografiando ciudades. A largo de su carrera realizaría muchos viajes y fotografió las ciudades inglesas, Paris (1979), Italia, Roma (1984), Edimburgo (1985), Tokio (1986) y Perú (2003).

Estas fotografía de paisajes urbanos vacíos, realizadas desde el centro de las calles, ofrecen generalmente perspectivas enfatizadas por un ritmo aparentemente interminable de fachadas arquitectónicas. La importancia que tienen los edificios que nos rodean y las calles por las que pasamos, son un reflejo de la mentalidad de una sociedad, de sus habitantes y del momento en el que se vive en ellas.

A mediados de los ochenta, comenzó a explorar el género del retrato de familia, en series de color y blanco y negro con retratos individuales y de grupos familiares, utilizando la misma cámara de gran formato utilizada para sus paisajes urbanos. Estas imágenes intentan mostrar las dinámicas sociales ocultas con una semejanza al bodegón.

De 1993 a 1996 trabajó como profesor de fotografía en el Staatliche Hochschule für Gestaltung, Karlsruhe.

Otro de los trabajos que demuestran el interés de Struth por la relación entre la fotografía y la psicología, es el efectuado un nuevo hospital en Winterthur, Suiza. En 1991, Struth recibió el encargo de decorarlo y decidió elaborar fotografías de flores y un paisaje para cada una de las 37 camas. Las fotografías de flores se colgaron en la pared detrás de la cama y el paisaje, en la pared opuesta, para conectar de alguna manera el espacio interior del hospital con el exterior.

Como resultado de su trabajo del retrato, Struth desarrolló un gran interés por la pintura renacentista, lo cual lo condujo a su trabajo más conocido, The Museum Photographs que también se convirtió en libro y que luego, en el 2007 recibiría el nombre de Making time. Igualmente utilizó su cámara de gran formato y realizó impresiones gigantes llenas de color. En este trabajo captura individuos anónimos y grupos de personas mirando las obras de arte en los museos más importantes del mundo.

La primera serie la efectuó en el Louvre (1989). Ha tomado imágenes en el Instituto de Arte de Chicago, Estados Unidos, (1990), Museo del Vaticano, Roma (1990), Galleria dell’Accademia, Venecia (1992), Museo de Pérgamo, Berlín (2001), la National Gallery, Londres (2001), el Museo Nacional de Tokio (2004), la Galería de la Academia, Florencia (2004), el Museo de Prado, España (2005), y el Museo Hermitage de San Petesburgo (2005).

En su trabajo New Pictures from Paradise (2002) cambia definitivamente los grises y estáticos laberintos de ciudades desiertas por el desorden de la exuberante maleza verde de selvas y bosques repartidos por todo el mundo.

En su último trabajo realiza paisajes industriales: institutos de física, plantas farmacéuticas, estaciones espaciales, astilleros, instalaciones nucleares y otros edificios de producción tecnológica.

Ha sido el primer artista vivo en exponer en el Museo del Prado, Madrid, en 2007 y su obra es continuamente exhibida en importantes museos de todo el mundo: por ejemplo, en 2011 ha expuesto en Düsseldorf, la Whitechapel Gallery en Londres, el Sterling and Francine Clark Art Institute en Williamstown, Massachusetts y la Serralves Foundation en Oporto.

Si desea recibir notificaciones cuando obras de su artista favorito estén a la venta en nuestra página web suscríbase a nuestras alertas.
Facebook Twitter Youtube Pinterest Instagram